Reseña de EL CINE SEGÚN HITCHCOCK de FranÇois Truffaut

Interesantísima reseña de Edu Garrido sobre esta entrevista convertida en libro de uno de los grandes maestros de la industria cinematográfica. Si te gusta el cine clásico, no debes perdértela, y si no, tampoco. 

El cine según Hitchcock - François Truffaut

 
Cuando se escribió este libro/entrevista yo no había nacido, sin embargo para nuestra generación Sir Alfred Hitchcock ya era un maestro, un referente absoluto del cine clásico, de la mezcla del clamor popular y de la crítica. Su cine, gracias a la televisión y a la cantidad de reposiciones, documentales, libros y entrevistas que han salido a la luz, ha pasado a ser parte del imaginario popular. Películas como “Rebeca” o “Psicosis” son historia del séptimo arte.

Todo esto lo vemos como algo natural hoy en día, pero en aquellos cambiantes años 60, Hitchcock era bastante defenestrado por la crítica norteamericana y la gente empezaba a darle la espalda en la taquilla, ya que la Academia nunca le demostró su aprecio y apoyo real en ningún momento. En Europa, por otra parte, ya hacía unos años que había una especie de revolución en el mundo del cine, donde directores como Ingmar Bergman, Roman Polanski, Costa-Gavras o la aclamada Nouvelle Vaugue, con Truffaut, Godard, Malle o Chabrol al frente, daban un vuelco a la concepción clásico del cine.

Concretando la propuesta de los directores franceses, que empezaron su revuelta desde las páginas de la revista Cahiers Du Cinema, era el propio Truffaut el que más defendía el arte de los directores clásicos del cine de Hollywood que imponían sus ideas y personalidad sobre las historias que filmaban. Hitchcock era uno de sus preferidos y preparó unas entrevistas, con multitud de preguntas y un montón de horas para repasar, cronológicamente y película a película, la filmografía del director británico.

Este libro pasó a ser esencial para entender la imaginería del director, su maestría, sus ideas y sus preocupaciones la hora de rodar un film. Truffaut, no hay que negarlo, a veces peca de ser demasiado condescendiente, pero sus análisis, en muchas ocasiones son tan acertados como las respuestas del propio Alfred. Ambos llegan a conclusiones que te hacen meditar sobre la dificultad de contar una historia, sobre el atractivo y el trabajo que conlleva enfocar un guión de la manera adecuada. El propio Hitchcock asume sus errores en determinadas cuestiones, ya sean por equivocarse en el casting, en la resolución de un conflicto en el guión o en el punto de vista a adoptar, pero la mayoría de las ocasiones consigue dejarnos con la boca abierta ante una mente tan privilegiada.

Nos explica claramente lo que es el “Mcguffin”, tan mítico en muchas de sus creaciones, o la definición ejemplar de cual es la diferencia entre el suspense y la sorpresa. Explica su implicación en la escritura de los guiones, de la importancia de la música en sus cintas o del giro novedoso que dio al montaje. Repasan sus ideas sobre el plano secuencia o sobre la importancia de callar y mostrar lo suficiente, sin necesidad de diálogos inacabables o planos demasiado explicativos.

Respecto a las películas en sí mismas, recuerda con especial admiración obras como “39 escalones” o “Alarma en el expreso” de su etapa inglesa, y “Encadenados”, “Con la muerte en los talones” o “Los pájaros” de su etapa americana, a la vez que nos sorprende mostrando sus dudas sobre determinadas películas que, a mi particularmente me parecen sublimes, como “Rebeca”, “La soga” o “Vértigo”.

También habla de sus actores y actrices favoritas, dejando claro que tanto Cary Grant como James Stewart eran los principales candidatos para según qué papeles, y que Grace Kelly era la rubia definitiva. Todos hemos pensado que tanto Kim Novak como Tippi Hedren eran sustitutas del icono femenino en que Grace Kelly se había convertido para el orondo genio de Londres, pero vemos como ninguna de las dos gustaban especialmente a Sir Alfred, que llega a reconocer que no le gustaban para los papeles encomendados. Sí muestra muchísimo respeto y atención al hablar de Vera Miles o Joseph Cotten, o su fascinación como actriz por Ingrid Bergman.

En resumen, un libro imprescindible para los amantes del 7º arte, para los seguidores del cine de Alfred Hitchcock y para todos aquellos que quieran entender o aprender cómo y porqué se deben hacer las cosas a la hora de filmar, visionar o criticar una película.

Reseña de Edu Garrido. 

Comentarios

Entradas populares

Reseña de 'La chica que tocaba el cielo' de Luca Di Fulvio

La Soberbia Juventud - Historia de un homosexual de la clase alta chilena

Las uvas de la ira [Libro Vs Película]

Carta de una desconocida [Libro Vs Película]