Reseña de 'Al otro lado de la vida' de David Villahermosa

 Nuestro experto en zombies, Carlos Tizón, regresa con el primer libro de una trilogía que tiene visos de convertirse en un referente dentro de la literatura zombie del país. Si no la conoces, no deberías perderte esta reseña.



Reconozco que al asaltar este primer volumen de la trilogía de David Villahermosa, me asaltaron dudas. La primera noticia que tuve de ella, fue a través del comentario de un lector del blog, luego el propio autor se ponía en contacto conmigo, y tras una amena charla con David,  me dispuse a encarar su obra. Reconozco que el hecho, de que además de ser una trilogía, su primer volumen rondase las mil páginas, me dio que pensar. Las cosas como son, la novela zombie, suele ser ágil y rápida, simplemente, porque tampoco hay demasiado donde detenerse, el escenario puede variar, la forma de encarar la historia también, pero al final, todo se resume a la lucha entre el superviviente y el incansable depredador, por lo que tanta página, podría llevar a rodeos sin sentido, o a una cantidad de información no demasiado relevante que cansase. Pero afortunadamente, no es así, David ha sabido construir la historia, con continuos flashbacks, que nos permiten conocer la historia de cada personaje, en los días antes de la caída del mundo bajo el terror de los muertos vivientes, pero sin llevarnos al hastio.
Una potente vacuna que curará todas las enfermedades, parece ser el inicio de todo, y el autor se encarga de ponernos al día, quizás esta parte, con demasiado rollo farmacéutico, me cansó un poco, pero al menos, trata de dar una explicación y realmente, consigue ser convincente. La trama no difiere de los clásicos, distintos personajes, que en una vida normal no tendrían nada en común entre sí, se van encontrando y amoldando sus vidas unos a otros, con la única esperanza de vivir un día más. La variedad de personajes, sin llegar a un número excesivo, es lo suficientemente rica, para no tener que centrarse en un personaje solo, aunque como es lógico, algunos tienen más protagonismo que otros. Tal vez, a nivel personal, me falta ese personaje odioso, que estás deseando que su carótida sirva como desayuno a una manada de podridos.

Hay algo que me ha llamado mucho la atención, y es que durante toda la obra, se refleja esa dualidad esperanza/derrota que la vida conlleva. Cuando parece que todo conduce a buen puerto, siempre ocurre algo que deriva la trama hacía la perdición, y cuando todo está hundido, un golpe de suerte vuelve a remontar el vuelo de los protagonistas, como la propia vida. El relato es ágil, vivo, descriptivo pero sin caer en morbosidades innecesarias. Al final del libro, incluso, podemos conocer la historia de ciertos personajes que se han ido cruzando durante la aventura de los protagonistas. He notado, que hay muy pocas bajas entre el grupo principal, supongo que la reducción de plantilla, se irá haciendo efectiva en el siguiente volumen. Eso sí, el autor ha sabido como dejarnos con ganas de saber, que le pasará a los supervivientes. Y la referencia a George Romero, todo un detalle. Deseando hincar el diente a la segunda parte.

Reseña realizada por Carlos Tizón. 

Comentarios

Entradas populares